Mis amigas

por Marta van Tartwijk Crespo

Cuando seamos viejas
estaremos juntas
tan juntas que
se nos confundirán los cuerpos
en un mar de arruga
solor a hibisco, coco y nieve

ramitos de gitanillas
jacarandas y gladiolos
para adornar
nuestros pelos canos
brillando en el sol blanco
de los muros del patio

Y así saldremos mis ciervas
con nuestros cuerpos de musgo
a cabalgar las avenidas
esquivando matorrales
todas encendidas
llenas de luces
la virgen al cuello
y media pastillita en el bolsillo

Cuando seamos viejas
estaremos juntas
tan juntas que
nos tomaran por dementes
pero porque seremos pensionistas
ya nada importará
diremos siempre lo que pensamos
y nos saltaremos las colas en el mercado

chándal de terciopelo
y labio perfilado por fuera
correremos a cuatro patas
mis yeguas enloquecidas
aullando fuerte
con nuestras voces de romero
y cuando la dama de noche
se ofrezca a las horas oscuras
asomaremos en los balcones
todas perfumadas
mis perras enrabiadas
a ladrarle a la luna
y así entre nuestras babas
olvidaremos que el mundo existe
para bailar pegadas
en medio de las lenguas de fuego
y las buganvillas rosadas

Cuando seamos viejas
estaremos juntas
tan juntas que
de vuelta a la cama
con luz tenue de mañana
pasaremos el furor del sueño
lamiéndonos la purpurina
de entre los pliegues de
nuestra piel de helecho
leyéndonos palabras
entre las sábanas calmas
de un lago de susurros